La Fuerza de Gravedad

El otro día estaba viendo Netflix (¡otra vez!). Esta vez, fue un documental sobre ciencia. En concreto, sobre Einstein, sus descubrimientos, y cómo éstos han revolucionado nuestra compresión del universo.

En la película se trataba la Fuerza de la Gravedad, la fuerza de atracción que hace que los objetos caigan al suelo y que, por ejemplo, nos hace andar en lugar de flotar.

El primer, y prácticamente único, científico que se había dedicado al estudio de este fenómeno fue el británico Isaac Newton. Newton formuló su Teoría de la Gravedad tras la famosa anécdota de la manzana que le cayó en la cabeza. Según él, la masa de un objeto dado es atraída por la masa mayor del centro de la Tierra. Esta atracción hace que los objetos se precipiten al suelo. Como la manzana.

Su teoría supuso una revolución en el ámbito de las Ciencias Físicas, y redefinió nuestra visión del mundo y los principios que rigen su funcionamiento. No obstante, la teoría de Newton no era capaz de explicar las peculiaridades de la órbita de Mercurio alrededor del Sol. Einstein observó este hecho, y comenzó a explorar vías alternativas.

Einstein desarrolló varias hipótesis que le llevaron a concluir que no es posible diferenciar entre gravedad y aceleración. De hecho, ambas pueden considerarse lo mismo. También, que Espacio y Tiempo son entidades íntimamente relacionadas. Tal es su relación, que ambas forman una matriz que tiene una forma, la cual se altera como resultado del movimiento de la materia. Esto es precisamente lo que genera la fuerza de gravedad.

Esto es: la masa de mi propio cuerpo crea una curvatura en la matriz espacio - tiempo, que origina la fuerza de gravedad que experimento. Esto es, mis acciones, ya sean deliberadas o no, crean mis propias fuerzas de atracción, mis circunstancias.

Otro ejemplo de Poder y Responsabilidad Personal. Precisamente lo que cultivamos en la esterilla.

Buena Práctica :)

x Carmen