Técnica de Yoga: Equilibrio

El placer y la libertad en la práctica de Ashtanga yoga yace en la danza entre Prana y Apana.

Prana y apana son dos corrientes de energía de vital importancia en la práctica de asanas. Prana, más evidente en la inhalación, reside en torno al corazón, mientras que Apana, asociado con la exhalación, se centra en el área de los riñones. Ambos son iguales y enlazan las asanas entre sí.

Cultivamos estabilidad a través de apana y despertamos mediante el trabajo con prana. De tal forma que prana se estimula en extensiones de columna (backbending) y apana en flexiones de columna (por ejemplo, cuando llevamos el torso hacia delante). En última instancia Sthira Sukham Asanam, la Estabilidad y Fluidez en la práctica, la Solidez y la Libertad, se encuentran en el equilibrio entre ambos.

La magia de prana y apana comienza a darse desde la primera inhalación, en Ekam. Puedes comenzar a trabajar de forma consciente, intencional y eficaz desde la primera respiración. El Vinyasa, la asociación entre movimiento y respiración, encierra la riqueza, profundidad y dulzura de la práctica. El no prestar la suficiente atención al vinyasa carece de cierto fundamento y puede llevar a confusión. En este sentido, los Saludos al Sol pueden dar respuesta a muchas de las preguntas que la práctica genera.

En este ámbito, vale la pena discutir dos movimientos que considero de enorme importancia: Chatvari y Urdha Mukha.

Chatvari es la base de la Fuerza. Como tal, ocurre en la Exhalación.

Cuando exhalamos, el suelo pélvico se activa de forma natural, en especial al final de la exhalación, justo antes de que la inhalación comience. El coxis se hace algo pesado y el área de los riñones se expande.

Si la fuerza del centro del cuerpo no está demasiado desarrollada, las costillas se descolgarán hacia el suelo (idealmente, queremos que se mantengan hacia dentro). Si este es tu caso, prueba a colocar las rodillas en el suelo en chatvari (solo las rodillas, no hagas trampa!), para cultivar los patrones neuromusculares y la fuerza necesaria en la parte central del cuerpo. También puedes ayudarte de la fuerza de los muslos (esta vez sin las rodillas en el suelo), ya que piernas, pies y suelo pélvico están conectados.

Sin detrimento del patrón apánico reinante, queremos mantener la ligereza de la postura, la libertad, la alegría! Esto puede encontrarse en el pecho, que queremos mantener amplio y elevado, los hombros neutros, los omóplatos hacia la cintura, el esternón y las clavículas anchas y la garganta suave. La parte frontal de las axilas mira hacia el frente y los brazos se despegan del tronco, para dar un poco más de protagonismo a tronco y piernas :)

En cuanto a Urdhva Mukha, tiene una importancia vital, sobre todo en la Primera Serie, ya que equilibra la cantidad de flexiones hacia delante presentes en la secuencia. Urdhva mukha es una extensión de columna y como tal ocurre en la inhalación. Debe ser comprendida cuando trabajamos movimientos más complejos, como Urdhva Dhanurasana, Kapotasana o Drop backs.

En cuanto a extensión de columna se refiere, me gusta articular el movimiento desde los laterales del hueso púbico. Accedo mejor a este área a través de una leve confluencia de los muslos hacia la línea central, como un inicio de rotación interna equilibrado mediante una elongación de los muslos internos hacia la cara interna de las rodillas, las pantorillas y dedos pulgares del pie. De esta forma activo las piernas y las conecto con las caderas sin bloquearlas, manteniendo la integridad del movimiento en el hueso púbico. El psoas se alarga y activa y sujeta la pelvis, la mantiene nivelada y en posición. Los laterales de la cintura convergen levemente hacia el eje central.

Aún en el tronco inferior, el coxis se hace un poquito más pesado y se desprende levemente, igual que el hueso púbico, mientras que el sacro se aligera y flota hacia arriba y hacia delante (hacia el ombligo), manteniendo la lumbar libre de compresión.

Los brazos están un poco separados de los laterales de las costillas, para no estrangularlas. Los muslos y el psoas propulsan la pelvis hacia arriba y hacia delante y, desde la firmeza del suelo pélvico, la columna se extiende de forma orgánica y dentro de sus límites, desde la base hasta la primera vértebra, justo debajo del cráneo.

Los riñones se ensanchan y elevan, creando espacio en lumbar y media espalda, los omóplatos caen hacia los laterales de la cintura, los hombros se mantienen anchos y lejos de las orejas, la parte frontal de los hombros enfoca al frente, las raíces de los dedos índice y corazón están firmemente en el suelo, empujando de forma activa, el esternón se eleva y ensancha, así como las clavículas, y la garganta se suaviza y abre. Cuando esto ocurre, podemos llevar la cabeza hacia atrás. De lo contrario, es preferible mantenerla neutra y evitar la probable presión en la zona cervical.

Aunque puede que se trate de mucho detalle, espero que estas ideas te animen a abordar diferentes enfoques en movimientos de lo contrario rutinarios.

Creo en la instrucción técnica. Al mismo tiempo, creo en preservar la fluidez en las clases Mysore. Por ello, estamos organizando una Sesión de Técnica el Sábado 8 de Diciembre - sí, el sábado del Puente! Comenzaremos sobre las 11:00 Hrs y estaremos aproximadamente un par de horas. Contacta con nosotros para mayor información

Buena práctica xo

Carmen