Carmen Yague. Photography by Tiago D' Oliveira. Mysore, India. 2017.

Carmen Yague. Photography by Tiago D' Oliveira. Mysore, India. 2017.

 

Ashtanga School of Madrid es una escuela fundada por Carmen Yague, Profesora Autorizada por el KPJAYI (Nivel II).

La escuela ofrece una enseñanza de Ashtanga yoga tradicional y ofrece un espacio para el crecimiento personal basado en el cultivo de consciencia, compasión y conocimiento.

Curiosidad. Tener el propósito de explorar, poniendo a prueba asunciones y creencias y experimentando diferentes formas de actuar. Adoptar una actitud curiosa y abierta y una mentalidad de principiante. Deshechar el drama innecesario y reirse a menudo: ¡no tomarnos tan en serio!

Honestidad. Ser honesto con uno mismo y con otros de formas no agresivas ni abusivas. Predicar con el ejemplo, alineando palabras y acciones. Cuestionar regularmente nuestras intenciones y motivos. 

Responsabilidad. Hacernos responsables de nuestros pensamientos, palabras y acciones. Mantenernos firmes en nuestra posición, definiendo límites saludables como base para la convivencia. Tomar consciencia de nuestras circunstancias y decisiones, sin culpar factores externos. Redefinir las formas según las cuales definimos la responsabilidad personal, así como sus implicaciones. 

Valentía. Tener el arrojo de observar, hacer auto crítica y llegar a conclusiones basadas en hechos, manteniéndonos abiertos y humildes, evitando posiciones dogmáticas o narcisistas. 

Aceptación. Aceptar nuestros defectos y estar dispuestos a limarlos. Cultivar compasión hacia nosotros y hacia los demás. Relacionarnos con nuestras sombras de formas sanas y constructivas, de tal forma que, aún dentro de nuestra imperfección, nuestra transformación personal inspire y anime a otros a hacer lo mismo.

Pragmatismo. Adoptar un enfoque pragmático y minimalista. En la búsqueda de sentido, la simplicidad de procesos y pensamientos es esencial. Ir reduciendo el ruido. 

Disfrute. Abrirnos a la belleza de lo ordinario, de tal forma que estemos más presentes, más involucrados en nuestra práctica diaria y tareas cotidianas. Encontrar alegría en el día a día, en los procesos, que suponen aproximadamente un 95% de nuestras vidas. 

Conexión. Apoyar a otros desde la calma, la salud mental y el buen criterio, teniendo en cuenta que el trabajo depende de cada cual. Permitir que cada uno siga su propio camino sin interferir, manteniéndonos fieles a nuestros valores y estándares.

Amor. Hacer limpieza interna: mental, energética, emocional. Disolver las formas según las que bloqueamos y saboteamos nuestro bienestar. Conectar con el amor que somos.